Torrijas de Semana Santa

Torrijas un Postre Tradicional.

Las torrijas como todos sabemos es uno de esos dulces que a todos  nos encanta y que sólo comemos en una época del año muy señalada, Cuaresma y Semana Santa, ¿Será por eso que lo pillamos con tantas ganas?

Pero sabemos ¿Por qué comemos este manjar sólo en estas fechas? ¿De dónde viene las Torrijas?

Las Torrijas tienen largo recorrido, pero en España la primera documentación de esta Tostada Dorada como era ya conocida en otros países como Francia, data en el Siglo XV, cuando era citada por Juan de la Encina indicando «miel y muchos huevos para hacer torrejas», al parecer como plato indicado para la recuperación de parturientas. Las primeras recetas se remontan al Libro de Cozina de Domingo Hernández de Maceras (1607).

Su asociación a la Cuaresma se debe tal vez a la necesidad de aprovechamiento del pan sobrante, que, durante el tiempo en que no se podía comer carne, era por ello menos consumido, aunque las familias elaboraban la misma cantidad.

La preparación de las Torrijas varía según el cocinero que las prepare pero lo que sí es indiscutible es que la esencia de las Torrijas es el Pan (mejor si es de un par de días) empapado en leche o en vino.

 Receta Torrijas. Sabiote Turismo

Torrijas Clásicas. Gastroandalusi

Si decides elaborarlas de leche, el procedimiento a seguir es el siguiente debes calentar un litro de leche al que le hemos echado dos o tres cucharadas de azúcar, cascara de limón y naranja y Canela en rama para aromatizar. Se empapa las rebanadas de pan en la leche que hemos calentado sin llevar a ebullición hasta que la leche se enfríe. Una vez bien empapadas pasamos el pan por huevo batido (iremos añadiendo huevo tal y como nos vaya haciendo falta ya que éste se mezcla con la leche del pan) y de ahí a la sartén con abundante aceite y si es de oliva virgen extra mucho mejor.

Un truco para saber cuándo hay que darle la vuela a las torrijas o retirarlas de la sartén es fijarnos en la torrija y cuándo empiecen salir unas pequeñas burbujitas eso quiere decir que están en su punto. Una vez la sacamos de la Sartén y la hemos dejado en papel absorbente unos minutos para que eliminar el exceso de grasa, espolvoreamos azúcar y canela y listo para comer. Se pueden servir tanto frías como calientes ¡Sobre Gustos no hay nada escrito!

Debido a la fermentación de la leche hay que consumirlas después de dos días de su elaboración, pero seguro que en muchos hogares nunca se llegan a cumplir esos dos días.

Espero que os guste esta receta enviada por una seguidora de nuestra página. Muchísimas Gracias Pilar Fernández.

Además os dejamos otra receta de nuestra bloggera ubetense Conxy de Gastroandalusi que tanto nos gusta y tan fácil nos explica todas sus recetas.

Receta Torrijas. Sabiote Turismo

Receta Torrijas. Gastroandalusi

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *