La Iglesia San Pedro Apóstol de Sabiote ocupa en la actualidad el mismo lugar donde anteriormetne se alzó otro templo de reducidas dimensiones, posiblemente gótico, que fue derribado por los sabioteños de entonces, quienes  quisieron levantar esta joya vandelviriana,  hoy en día convertida en orgullo de la población.

Si exceptuamos la Torre de Campanas, alzada por Aranda Salazar, el resto del templo tiene un marcado sello Vandelviriano, determinado por la incorporación de la planta de salón de tres naves con pilares y la limpia utilización de la bóveda vaída. Además la influencia del maestro Andrés de Vandelvira se deduce del parecido de esta iglesia con la de  la población cercana de Villacarrillo.

Las obras en la Iglesia San Pedro Apóstol  comenzaron en 1577, la edificación de esta joya, duró largos años, pues se trataba de una obra ambiciosa para un pueblo en el que entonces no vivían más de dos mil personas.

La construcción de dicha parroquia fue dirigida por Alonso Barba, discípulo de Andrés de Vandelvira, si bien a lo largo de la construcción intervinieron otros importantes arquitectos de la época como Juan de Madrid y Alonso de Vandelvira, así como Diego de Alcázar.

La fachada norte conocida como La Puerta del Pelotero posee tintes de estilo gótico flamígero. Fue levantada por un vecino del pueblo, Sebastián Ruíz. En la parte superior se pueden ver los escudos de armas que pertenecían al obispo en aquel entonces de Jaén, Don Alonso Suárez de la Fuente del Sauce (1500-1520).

La fachada sur, llamada Puerta del Sol, es de estilo plateresco y se atribuye a Diego de Alcaraz.

Arco en Rincón Desigual

Arco en Rincón Desigual

En su parte sureste en su contrafuerte se encuentra el Arco en Rincón Desigual, Así lo llamó su constructor Alonso de Vandelvira, hijo de Andrés de Vandelvira.

La parroquia no se termina en 1591, por falta de recursos económicos, sólo estaba el templo con sus tres grandiosas naves.

La Torre de la Iglesia San Pedro Apóstol es una de las más bellas y esbeltas de España comienza su construcción sobre el 1619, parte final de la edificación, se debe a Aranda Salazar.

Iglesia San Pedro Apóstol

La Torre de la Iglesia San Pedro Apóstol

Sus campanas se voltearon por primera vez el 15 de agosto del 1680 con ocasión del traslado de la imagen de San Ginés desde la ermita.

Han sido varias las ocasiones en las que se han realizado reformas en este maravilloso templo, ejemplo de ello es en 1936 cuando esta joya sufrió una tremenda devastación. Sus viejas campanas fueron lanzadas al suelo desde su elevada torre. Sus ricas imágenes, fueron arrojadas al río Guadalimar Sólo se salvaron las cajoneras de la sacristía, la monumental mesa de mármol negro, las pilas del agua bendita, pila bautismal, el famoso cáliz-custodia y el templete procesional de plata. El recinto sagrado fue convertido en casa de vecinos, las capillas en cuadras de ganado, Por último cochera y almacén de maquinaria agrícola.

En abril de 1939 tras la vuelta a la normalidad religiosa en España, la iglesia se abrió al culto una vez que el pueblo efectuó limpieza en profundidad.

Su interior ha sido enriquecido a partir de 1948,  con nuevos retablos, altares, etc… Don Francisco Palma Burgos en 1954 dio por acabado el retablo de estilo Barroco que preside el altar mayor y en 1955 finalizó el sagrario, altar y manifestador.

Fue declarada Monumento Nacional por Decreto 3.764 de 23 de diciembre de 1972.

IMG_2405